Demo

Hacienda exigirá el pago de impuestos cuando se cambien algunas condiciones de la hipoteca

La novación hipotecaria o, lo que es lo mismo, la modificación de alguna de las cláusulas de una hipoteca (plazo, tipo de interés, importe, divisa….) ha sido en los últimos años una herramienta muy útil para aquellos “hipotecados” que hayan necesitado una refinanciación de su deuda o un ajuste de las condiciones acorde con sus posibilidades económicas.

Hasta ahora estos cambios no suponían el pago de nuevos impuestos. Sin embargo, un cambio en los criterios de actuación de la Agencia Tributaria ha hecho que Hacienda haya comenzado a exigir el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados cuando en la novación haya cambios de los valores de tasación, así como de sistemas de amortización o en la ampliación del periodo de carencia del préstamo.

Así lo establece una consulta vinculante a la Dirección General de Tributos de 2014, que afirma que la modificación de las cláusulas de la hipoteca únicamente estará exenta del pago del AJD cuando afecte a la alteración del tipo de interés pactado o vigente o a la alteración del plazo, en la aplicación del artículo 9 de la Ley 2/1994 de 30 de marzo sobre subrogación y modificación de préstamos hipotecarios.

Según estimamos en BAC ASSESSORIA I CONSULTORIA, para que una operación no esté sujeta a AJD es necesario que se trate de la primera copia de una escritura o un acta notarial, que tenga por objeto una cantidad o cosa valuable, que contenga actos contratos inscribibles en el Registro de la Propiedad Industrial o en el Registro de Bienes Muebles y por último que contenga actos o contrato no sujetos al Impuesto de sociedades y Donaciones”.

Para los expertos de BAC ASSESSORIA I CONSULTORIA, “Si falta alguno de estos requisitos, la novación hipotecaria no tributará por AJD”. Sin embargo la Agencia Tributaria viene exigiendo ya el pago en todas las novaciones es decir que se puedan cuantificar a través de modificaciones como el establecimiento de un período de carencia, la prórroga del vencimiento de la disponibilidad del crédito, las alteraciones en el calendario de disposiciones y en algún supuesto la modificación del tipo de interés aplicable, sin modificación de la responsabilidad hipotecaria.

Desde BAC ASSESSORIA I CONSULTORIA, defendemos que una interpretación jurídica distinta a la de Hacienda afirman que “si en su día ya se tributó por la constitución de la hipoteca, y en la novación no se modifica la responsabilidad hipotecaria, no consideramos que la hagan susceptible de tributar por AJD”. Además, consideran que “es posible oponerse a las liquidaciones de la Administración Tributaria y solicitar la devolución del impuesto pagado en su día.”